fogwill-cuentos-completos

CUENTOS COMPLETOS

Conjunto de los relatos breves por los que Fogwill desea ser recordado, este volumen es una recopilación de la mejor prosa del autor de Los Pichiciegos.

$560,00

1 existencias

Categoría: Etiqueta:

Detalles del Libro

Peso 600 g
Dimensiones 2.50 x 15.00 x 24.00 cm
Título

Cuentos completos

Prólogo

Elvio E. Gandolfo

Editorial

Sello: Alfaguara – Grupo: Santillana

ISBN / ISSN

978-987-04-1324-0

Páginas

464

Encuadernación

Rústica – Hojas refiladas – Tapa blanda con solapas

Ciudad de Edición

Buenos Aires, Argentina

Ciudad de Impresión

Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires, Argentina

Fecha de Edición

Agosto de 2014 – 4ª reimpresión de la 1ª edición

Idioma

Español

Ilustración de tapa

Fotografía de Rafael Calviño

Condición

Nuevo

Estado

Excelente

Acerca del Autor

FOGWILL

FOGWILL

Fogwill (su nom de lettre) nació en Quilmes, provincia de Buenos Aires, el 15 de julio de 1941, como Rodolfo Enrique Fogwill. Fue un escritor y sociólogo que alcanzó renombre, primero, como directivo de empresas de publicidad y de marketing y, luego, como escritor.

Obtuvo la licenciatura en Sociología en la Universidad de Buenos Aires, donde se desempeñó como profesor titular. Escribió poemas, cuentos, novelas, ensayos sobre temas relacionados con la comunicación, la literatura y la política. También integró la plantilla de docentes de la Facultad Libre de Rosario. Casado con Janín Demanet, fueron sus hijos Andrés, Vera (cineasta), Francisco, José y Pilar.

Publicó su primer libro, un poemario, en 1979, al que le siguió, un año después, otro y su primer volumen de cuentos. Ese mismo año de 1980 su relato Muchacha punk obtuvo un importante premio patrocinado por la empresa Coca-Cola, que le permitió dedicarse a escribir. Adoptó entonces como “marca” su solo apellido.

En 1983 aparece su primera novela: Los Pichiciegos, ambientada en la guerra de las Malvinas. Esta obra ha sido adaptada al teatro y en 2012 inspiró dos puestas en escena, una dirigida por Mariana Mazover, y la otra, por Diego Quiroz.

Algunos de sus textos integran diversas antologías publicadas en los Estados Unidos, Cuba, México y España. En 2003 ganó la beca Guggenheim y, al año siguiente, el Premio Nacional de Literatura por su libro Vivir afuera. En 2004 también obtuvo el Premio Konex - Diploma al Mérito en la disciplina "Novela: Quinquenio 1999 - 2003".

El 21 de agosto de 2010, Fogwill falleció a causa de un enfisema pulmonar o epoc (había sido un fumador impenitente).

Iconoclasta, irreverente en su escritura, inteligente y audaz en sus planteos, dotado de una ácida ironía, además de los mencionadas es autor, entre otras, de las novelas La experiencia sensible (2001), En otro orden de cosas (1998), Urbana (2003) y Un guión para Artkino (2008); de los libros de poemas Partes del todo (1991), Lo dado (2001), Canción de paz (2003) y Últimos movimientos (2004), y de los volúmenes de relatos Ejércitos imaginarios (1983), Pájaros de la cabeza (1985), Restos diurnos (1993) y Muchacha Punk (1998).

Sus ensayos e intervenciones de prensa fueron compilados en Los libros de la guerra (2008). Su obra narrativa fue traducida al alemán, hebreo, francés, inglés, portugués y chino mandarín. En 2009 el sello Alfaguara editó sus Cuentos Completos, ordenados y prologados por él, entre los que agregó algunos inéditos no publicados en los volúmenes ya citados, y descartó otros por considerarlos fallidos o de menor relevancia.

Fogwill dejó numerosos archivos desordenados en su departamento del barrio de Palermo, y su hija Vera, cineasta, le encomendó en 2011 a la historiadora Verónica Rossi que los clasificara. Entre esos papeles había una carpeta con un diario donde apuntaba imágenes mentales, desde los 13 años, hasta poco antes de morir y que salió en el sello Mondadori con el título de La gran ventana de los sueños.

Dos novelas inéditas se publicaron después de la muerte de Fogwill: La introducción, un texto que mantenía en su poder Damián Tabarovsky, exeditor del sello Interzona, y Nuestro modo de vida, que data de 1980 y que estaba en manos de una amiga chilena de Fogwill.

Acercarse a la obra narrativa de Fogwill no es fácil… ni difícil. Simplemente, hay que presentarse ante ella con una actitud receptiva, y disponerse a aceptar lo que venga. Que no será poco. Así lo han considerado los exégetas que se han aproximado al núcleo de su creación.

Como lo dice Elvio E. Gandolfo, en el prólogo de este volumen: “Esta es una antología de media docena de autores muy distintos que tienen un solo nombre de marca Fogwill. Y que permite la entrada por cualquier extensión, por cualquier tono, por cualquier estructura, escondiendo bajo su eficiente capacidad de entretener, de fascinar, e incluso de asustar, que contiene seis o siete de los mejores cuentos de la literatura argentina”.

Por su parte, Daniel Link, otro minucioso lector, sostiene que “la de Fogwill es una inteligencia ‘superior’, y por lo tanto un poco inhumana: como si se tratara de la inteligencia de una divinidad o de un alienígena, siempre un poco más allá de la cpacidad de comprensión del común de los mortales”.

A su vez, Carlos Schilling opina que “como los grandes narradores de ficciones políticas del Siglo XX, Pynchon, De Lillo o Gadda, Fogwill documenta su paranoia con dudosas teorías sobre la infancia, datos de encuestas imaginarias, supuestas transcripciones de servicios de inteligencia, catálogos de modas, usos y costumbres, observacione culturales y sociales”.

En esta antología encontramos los siguientes relatos: Dos hilitos de sangre; Reflexiones; Otra muerte del arte; Efectos personales; La cola; Japonés; La chica de tul de la mesa de enfrente; La larga risa de todos estos años; Muchacha Punk; Luz mala; Llamándonos; Música; La liberación de unas mujeres; Los pasajeros del tren de la noche; Help a él; Cantos de marineros en las pampas; Restos diurnos; Sobre el arte de la novela; Camino, campo, lo que sucede, gente; Lo Cristalino, y Memoria de Paso. El volumen se completa con el mencionado Prólogo de Elvio E. Gandolfo, y la Nota preliminar del autor, en la que Fogwill detalla el criterio seguido para la selección de los textos, que él pretende sea considerada la “summa” de sus relatos breves por los que desea ser recordado.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “CUENTOS COMPLETOS”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *