CUENTOS COMPLETOS

La narrativa breve de Graham Greene, reunida en su totalidad en este volumen, demuestra palmariamente la condición de autor de primera línea de quien se consideraba en un principio creador de “relatos de entretenimiento” y luego, ya en perspectiva y frente a la buena recepción de público y crítica, en un partícipe de la “gran literatura”.

$465,00

1 existencias

Categoría: Etiqueta:

Detalles del Libro

Peso 840 g
Dimensiones 3.50 cm
Título

Cuentos completos

Colección

Cuentos

Editorial

Edhasa

ISBN / ISSN

978-987-628-129-4

Prólogo

Graham Greene

Páginas

704

Encuadernación

Encuadernado en cartoné – Hojas refiladas – Tapa dura con sobrecubierta

Fecha de Edición

Ciudad de Edición

Ciudad de Impresión

Buenos Aires, Argentina

Idioma

Español

Idioma original

Ínglés

Condición

Nuevo

Estado

Excelente

Acerca del Autor

Graham GREENE

Graham GREENE

Henry Graham Greene nació en Berkhamsted, Hertfordshire, en 1904, y asistió al colegio que dirigía su padre como interno. Maltratado y profundamente infeliz allí, realizó varios intentos de suicidio, y en 1921, se sometió durante seis meses a psicoanálisis en Londres para lidiar con su melancolía. En una biografía de Joseph Pearce, señala que fueron los mejores seis meses de su vida. Después de esto regresó al colegio pero no al internado, viviendo con su familia. Militó unas semanas, en 1922, en el Partido Comunista de la Gran Bretaña, lo que le costó restricciones de entrada en EE.UU., hasta la elección de Kennedy. Fue al Balliol College en Oxford. Su primera obra, un volumen de poesía titulado Babbling April, se publicó en 1925, siendo aún estudiante. No fue muy bien acogido por la crítica.

Después de licenciarse trabajó como periodista, primero en Nottingham y luego como subeditor en The Times. En Nottingham comenzó una correspondencia con Vivien Dayrell-Browning, una mujer católica que le había escrito para corregirlo en cuestiones doctrinarias. Greene se convirtió al catolicismo en 1926, y la pareja contrajo matrimonio al año siguiente. En 1948 dejó a Vivien por Catherine Walston, pero siguieron casados.

Greene publicó su primera novela en 1929, titulada The Man Within (Historia de una cobardía), y su acogida logró que dejara su trabajo en The Times para dedicarse a la literatura. Sin embargo, sus dos obras siguientes no fueron bien recibidas (luego las repudió), y su primer éxito auténtico fue con Stamboul Train ("El tren de Estambul") en 1932. Como muchos de sus libros, fue adaptado para el cine (Orient Express, 1934).

Completaba sus ingresos con los que obtenía como periodista independiente. Escribía críticas de libros y películas en The Spectator y co-editaba la revista Night and Day, la cual cerró en 1937 poco después de su crítica a la película Wee Willie Winkie. Hubo una demanda contra el periódico por difamación, y el periódico perdió. En la película actuaba Shirley Temple, con 9 años de edad. Greene alegaba que Temple exhibía "una cierta coquetería que pretendía atraer a las personas de mediana edad". Hoy en día se la considera como la primera crítica a la sexualización de los niños en la industria del espectáculo.

Al principio sus obras se dividieron en dos géneros: novelas de misterio e intriga, tales como Brighton, parque de atracciones, que él mismo llamó como novelas de "entretenimiento" (aunque sus argumentos también tenían un lado filosófico), y las novelas puramente literarias, como El poder y la gloria, sobre las que se basaba su reputación. Al continuar en su carrera, tanto Greene como sus lectores descubrieron que las novelas de "entretenimiento" tenían tanto nivel literario como sus otras novelas, y las últimas obras de Greene, tales como Los comediantes, Nuestro hombre en La Habana, El americano impasible, El factor humano, combinaban ambos tipos literarios, con una notable comprensión interior de sus personajes.

También escribió muchas novelas cortas y obras de teatro, que en general, fueron bien recibidas, aunque siempre se consideró a sí mismo como un novelista. En 1938, visitó México a petición de sus editores, surgiendo de esta experiencia la crónica de viaje "Caminos sin ley" (1938), donde retrata un México convulsionado.

Durante el último año de su vida, Graham Greene vivió en Vevey, un pueblo a orillas del Lago Leman en Suiza. Había dejado de ir a misa y de confesarse en algún momento de los años ‘50, pero al parecer en el ocaso de su vida recibía los sacramentos de un sacerdote español del que se hizo amigo, el padre Leopoldo Durán. Cuando murió a la edad de 86 años, en 1991, fue enterrado en un cementerio cerca de Corsier-sur Vevey.

En octubre de 2004 se publicó el tercer y último volumen de The Life of Graham Greene (La vida de Graham Greene) de Norman Sherry, su biógrafo oficial. La obra de Sherry revela que Greene continuó enviando informes a los servicios de espionaje británicos hasta el final de sus días. Esto ha llevado a algunos académicos a formularse la siguiente pregunta, "¿Fue Greene un novelista que también era espía, o fue su carrera literaria la pantalla perfecta?".

Tras un prólogo del propio autor, en el que cuenta qué lugar ocupa en su obra y qué importancia tiene el conjunto de sus relatos, este volumen reúne los cuatro libros de narrativa breve que se publicaron en vida de Graham Greene, junto con otras tres narraciones inéditas en español.

‘En realidad, he sido desde el principio un narrador de cuentos’, escribió Graham Greene en el texto que encabeza esta compilación de su amplia y rica narrativa breve. Por el hecho de haber dotado a la novela de intriga de una nueva profundidad moral, Greene ha pasado a la historia sobre todo como el padre del thriller literario moderno, pero en sus relatos puede apreciarse hasta qué punto fue un autor dúctil, capaz de dar pequeñas obras maestras de la literatura de humor, de condensar en unas pocas páginas la exposición y desarrollo de problemas morales de gran calado, de construir personajes inolvidables mostrándolos en apenas dos o tres escenas o de articular diversos mecanismos narrativos para plantear al lector enigmas que pondrán a prueba tanto su perspicacia como su ingenio.

Este amplio muestrario del talento de Graham Greene, que incluye además cuentos nunca antes compilados y un iluminador prólogo, nos revela, junto al creador de tramas sencillamente perfectas, otras facetas y aspectos de uno de los escritores más influyentes del siglo XX. Queda demostrado entonces, que no sólo es un creador eficaz de lo que él consideraba sus obras “de entretenimiento” (los ‘thrillers’, las novelas de espionaje, intriga y suspenso, los relatos de humor), sino de la que calificaba de narrativa más “literaria”, y que, en definitiva, el conjunto de su obra cabe, sin lugar a dudas, en el campo de la “gran literatura”, la de uno de los más significativos autores del siglo final del segundo milenio.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “CUENTOS COMPLETOS”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *