HISTORIAS DE MONSTRUOS

Cuentos, relatos cortos y breves ensayos sobre monstruos, reales o fantásticos, de la historia y la literatura.

$165,00

Detalles del Libro

Peso 120 g
Dimensiones 0.75 x 12.45 x 20.00 cm
Título

Historias de Monstruos

Prólogo

Leopoldo Marechal

Editorial

Ediciones de la Flor

Idioma

Español

Fecha de Edición

Ciudad de Edición

Ciudad de Impresión

Buenos Aires, Argentina

Ilustración de tapa

Renata Schusseim

Páginas

168

Encuadernación

Rústica – Hojas refiladas – Tapa blanda

Condición

Nuevo

Estado

Bueno

Acerca del Autor

Juan-Jacobo BAJARLÍA

Juan-Jacobo BAJARLÍA

Juan-Jacobo Bajarlía nació en Buenos Aires el 5 de octubre de 1914 y falleció en la misma ciudad el 22 de julio de 2005. Poeta, cuentista, ensayista, novelista, dramaturgo y traductor dentro del campo literario argentino, a los 17 años ingresó en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, completando luego sus estudios en la ciudad de La Plata, donde se recibió de abogado. Más tarde se doctoraría en Criminología.

Como narrador, fue reconocida su labor en la literatura de terror, fantástica, de ciencia ficción, policial y erótica, al punto de que muchos de sus cuentos fueron incluidos en diversas antologías. Los ensayos cubren un amplio espectro; entre ellos, citaremos Sables, historias y crímenes (1983), Drácula, el vampirismo y Bram Stoker (1992), Lovecraft, el horror sobrenatural (1996) y El placer de matar (2007, publicado de forma póstuma). De su aporte narrativo (relatos, cuentos y novelas) podemos mencionar Cuentos de crimen y misterio (1964), Crónicas con espías (1966), Historias de Monstruos (1969), Fórmula al antimundo (1970), El día cero (1972), El endemoniado Sr. Rosetti (novela policial, aparecida con el seudónimo de John J. Batharly, 1977, reeditada posteriormente con el propio nombre del autor) e Historias secretas de putas, musas y otras damas (1996). A su fallecimiento, quedó una amplia labor inédita.

¿Colección de relatos breves? ¿Antología de ensayos histórico-literarios? ¿Bestiario de seres fantásticos y también terrenales malvados, asesinos y personajes de similar laya? El prólogo de Leopoldo Marechal ya nos introduce en el clima de la obra. Subtitulado “Teoría y práctica del monstruo”, discurre sobre dos clases de ellos: Aquellos cuya creación -ya sea por el arte o por la ciencia humana- y su existencia devienen de una necesidad metafísica [“lo que no se tolera nunca -acota- es un monstruo que nace de la casualidad, por una incompetencia del artífice o del científico”]. En esta categoría el prologuista recluta la Esfinge de Edipo, el Querub del Profeta Ezequiel o cualquiera de los monstruos de las innumerables mitologías, de tal suerte que “no son al fin sino claves esotéricas o símbolos metafísicos de lectura fácil para el que conoce las leyes de tal idioma”.

“Sin embargo -añade-, hay otros monstruos de creación humana que no responden a esa vieja necesidad metafísica: Son los que inventó, inventa e inventará el hombre para manifestar una ‘extensión posible’ de su propia naturaleza, tanto en el bien como en el mal, o una ‘puesta en acto’ de sus virtualidades luminosas u oscuras”. En este segundo conjunto incluye, por ejemplo, a los robots, los ‘cerebros electrónicos’ [“que al fin de cuentas no es otra cosa, -discurre el prologuista- que una útil monstruosidad], los genios (malvados o benévolos), los androides y los alienígenas (también agrupables según su malevolencia o bondad), manifestaciones metafóricas de las propias cualidades humanas.

“El presente libro de Juan-Jacobo Bajarlía responde al segundo linaje de mostruos que acabo de referir. Al tratarlos, Bajarlía se nos presenta como un “zoólogo” de la monstruosidad en tanto que ciencia … Pero Bajarlía, además de un erudito en la materia, es un artífice que ha instalado su Museo con la gracia viviente del arte” concluye Marechal. En la Advertencia y en el Post-Scriptum que suceden al Prólogo, el propio autor nos da precisiones sobre las fuentes de algunos de los textos que conforman el volumen. Y luego sólo queda entonces sumergirse en las historias que refiere Bajarlía, donde no quedan claros los límites entre la recreación histórica, la referencia literaria o la delirante creación fantástica debida al “artífice” que exaltaba el prologuista y nos remite a un Bosco en su Jardín de las Delicias.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “HISTORIAS DE MONSTRUOS”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *