¡Oferta!
burgess-naranja-mecanica-booket

LA NARANJA MECÁNICA

Un crudo y violento futuro cercano que dio origen a la película de Stanley Kubrick, la que a su vez catapultó a la fama a la novela de Burgess.

$200,00 $180,00

1 existencias

Categoría: Etiqueta:

Detalles del Libro

Peso 100 g
Dimensiones 1.40 x 11.20 x 17.75 cm
Título

La naranja mecánica

Colección

Kronos # 21 – Bolsillo (Booket)

Editorial

Sello: Minotauro – Grupo: Planeta

ISBN / ISSN

978-84-450-7396-4

Páginas

208

Encuadernación

Rústica – Hojas refiladas – Tapa blanda

Fecha de Edición

Septiembre de 2003 – 2ª reimpresión de la 1ª ed. en esta colección

Ciudad de Edición

Barcelona, España

Ciudad de Impresión

Barcelona, España

Idioma

Español

Idioma original

Ínglés

Titulo original

The Clockwork Orange

Traducción

Aníbal Leal

Ilustración de tapa

Rafael Andrés

Condición

Usado

Estado

Bueno

Acerca del Autor

Anthony BURGESS

Anthony BURGESS

John Anthony Burgess Wilson fue un escritor, crítico, compositor, libretista, poeta, dramaturgo, guionista, ensayista, cronista de viajes, presentador, traductor, lingüista y pedagogo inglés. Nació en la ciudad de Mánchester, Inglaterra, el 25 de febrero de 1977. Burgess trabajó como oficial de educación en Brunei y Malasia después de la guerra.

En 1959 sufrió un desmayo durante una clase en Malasia. Entonces le fue diagnosticado un tumor cerebral inoperable con pocas probabilidades de vida a largo plazo. Este hecho lo inspiró a escribir con la intención de que su mujer, Lynne, pudiera vivir con holgura con los ingresos provenientes de los derechos de autor. Se retiró de la enseñanza y se convirtió en escritor a tiempo completo conviviendo con la enfermedad durante varios años. Escribió cinco novelas y media en un año. El brutal diagnóstico, que le auguraba cuando más un par de años de vida, no se confirmó finalmente en los hechos, circunstancia que suele ser ofrecida como ejemplo de la influencia benéfica que la actividad artística tendría sobre la salud humana.

Esa "media" novela escrita con la convicción de una muerte cercana, se convertiría después en su obra literaria más famosa. A partir de entonces, escribió y publicó más de cincuenta libros que abarcaban una amplia variedad de temas a lo largo de su carrera. Es autor de una enorme cantidad de críticas literarias, agudos ensayos, por ejemplo sobre Shakespeare y Joyce, artículos periodísticos y una veintena de novelas crueles y cáusticas. Como “noms de lettre” utilizó los de Anthony Burgess, John Burgess Wilson y Joseph Kell. Su obra abarcó múltiples géneros y temas, como la ficción histórica, la novela filosófica, la sátira, la epopeya, la novela de espionaje, la de terror, la biografía, la crítica literaria, la literatura de viajes y la autobiografía. Fue miembro de la Royal Society of Literature y recibió el Premio Prometheus en la categoría Hall of Fame. Burgess trabajó en las universidades de Princeton, Búfalo y Columbia

Su trabajo más famoso (o reconocido tras la controvertida adaptación para el cine de Stanley Kubrick) fue la novela La naranja mecánica (A Clockwork Orange), escrita en 1962. La novela fue originalmente inspirada por un incidente vivido por el autor durante la Segunda Guerra Mundial, cuando él y su mujer fueron asaltados en 1944, siendo la esposa del propio Burgess víctima de robo y violación por parte de cuatro marines estadounidenses en las calles londinenses.

Dado que se encontraba embarazada, la paliza le provocó un aborto. El libro trata sobre la libre voluntad y la moral, y la manipulación de los individuos por fuerzas como los sistemas políticos, la represión, y cómo éstas conllevan a la corrupción del ser humano. El trabajo de Kubrick provocó algo de controversia, entre otros motivos porque la película, pese a haber sido filmada en el Reino Unido, sigue la versión de la obra según fue editada en los Estados Unidos, la cual no incluye el polémico capítulo final del libro (capítulo 21).

La larga lista de las obras del autor incluye, entre otras, The Wanting Seed, Honey for the Bears, One Hand Clapping. Junto a Jeanne Moreau y André Delvaux fue asimismo jurado del Festival de Cannes de 1975. Tenía un gran interés por la música, que fue su primera pasión, antes de dedicarse a la literatura.Escribió dos sinfonías, además de varias sonatas y conciertos, alcanzando justa fama como compositor. Su capacidad para los idiomas (hablaba malayo, ruso, francés, alemán, español, italiano y japonés, además del inglés, su idioma nativo, y un poco de hebreo, chino, sueco y persa), se ve reflejada en la invención del ulam, lenguaje prehistórico ficticio, para la película En busca del fuego (1981), y también en la jerga juvenil de los personajes de La naranja mecánica.

Burgess murió de cáncer de pulmón el 22 de noviembre de 1993 en Londres, Inglaterra.

La naranja mecánica cuenta la historia del nadsat (adolescente) Alex y sus tres drugos (amigos) en un futuro próximo pleno de crueldad y destrucción. Ya en la creación del idioma que utilizan los protagonistas, el nadsat, se percibe la capacidad de Burgess -hablaba y dominaba una docena de idiomas- para la imaginación y la alegoría.

Alex tiene -ha escrito Anthony Burgess-, “los principales atributos humanos: amor a la agresión, amor al lenguaje, amor a la belleza. Pero es joven y no ha entendido aún la verdadera importancia de la libertad, la que disfruta de un modo tan violento. En cierto sentido vive en el Edén, y sólo cuando cae (como en verdad le ocurre, desde una ventana) parece capaz de llegar a transformarse en un verdadero ser humano”.

La naranja mecánica fue llevada al cine por Stanley Kubrick en 1972, diez años después de su publicación, y no sólo se convirtió en una película de culto, sino que también catapultó a la fama a la novela que le dio origen.

Quizá en la historia personal de Anthony Burgess haya que buscar las raíces de La naranja mecánica (cuyo título original –The Clockword Orange– probablemente despiste sobre las intenciones reales del escritor) hay un drama familiar de los Burgess. Anthony y su esposa estaban muy unidos. Vivían en el Sudesde Asiático, donde él se dedicaba a la enseñanza. Cuando le pronosticaron menos de dos años de vida porque sufría cáncer dejó la enseñanza y regresaron a Londres. Entonces se dedicó a aprovechar ese tiempo que le quedaba supuestamente de vida para escribir “cinco novelas y media”. Resultó un genio, y rápidamente sus narraciones se convirtieron en best sellers.

Lo de “media novela” se refiere al argumento de La naranja mecánica, que comenzó a desarrollar en el período de febril actividad posterior al diagnóstico médico, y que afortunadamente para los Burgess resultó equivocado: Anthony sobrevivió al supuesto fatalismo del diagnóstico, -que había sido precedido por un colapso en clase- no menos de tres décadas.

De los tiempos juveniles de sus vidas venía la tragedia que originó la “media novela”: cuatro infantes de marina de los Estados Unidos con asiento en Gran Bretaña en los meses previos a la invasión de Normandía una noche salieron de parranda por las calles de Londres.

Los  militares se emborracharon y golpearon y violaron a una mujer embarazada de cuatro meses, la esposa de Anthony Burgess. La mujer abortó. Allí se originó La naranja mecánica (The Clockwork Orange), que probablemente se debió  llamar “el hombre mecánico”, dado que en el Sudeste de Asia -donde Burgess se desempeñó en distintas épocas de su vida- “orang” significa “hombre”, como en el orangután, que alude al hombre de la selva, como se llama a esa especie de simio anaranjado. La acción de aquellos cuatro borrachos infantes de marina, violentos y sin norma alguna que los restringiera, se refleja en el cuarteto de malvivientes que opera en La naranja mecánica. 

El volumen se completa con un glosario de equivalencias entre el nadsat y el español. Incluye una introducción del propio Burgess, que se refiere a la omisión del capítulo final en la primera edición norteamericana, (sobre la que se basó la producción cinematográfica de Stanley Kubrick) y su inclusión en el presente volumen.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “LA NARANJA MECÁNICA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *