UNA TEORÍA DE LA JUSTICIA PARA LA DEMOCRACIA – Hacer justicia, pensar la igualdad y defender la libertad

Esta selección de los mejores trabajos de Carlos Nino contribuirá a que los lectores, tanto los que ya conocen su obra como los que se acercan a ella por primera vez, profundicen en las cuestiones de las que depende la vida de la democracia.

Categorías: , Etiqueta:

Detalles del Libro

Peso 375 g
Dimensiones 2.00 x 15.50 x 22.60 cm
Título

Una teoría de la justicia para la democracia

Sub Título

Hacer justicia, pensar la igualdad y defender la libertad

Introducción, análisis y notas

Presentación de Roberto Gargarella y Paola Bergallo – Agradecimiento de Gustavo Maurino

Prólogo

Roberto Gargarella

Colección

Derecho y Política – Dirigida por Roberto Gargarella y Paola Bergallo

Editorial

Siglo XXI Editores Argentina

ISBN / ISSN

978-987-639-346-4

Páginas

304

Fecha de Edición

Ciudad de Edición

Ciudad de Impresión

Buenos Aires, Argentina

Encuadernación

Rústica – Hojas refiladas – Tapa blanda con solapas

Idioma

Español

Ilustración de tapa

Eugenia Lardiés

Condición

Nuevo

Estado

Excelente

Acerca del Autor

Carlos S. NINO

Carlos S. NINO

Carlos Santiago Nino, filósofo y jurista argentino nacido en Buenos Aires en 1943 y fallecido en La Paz, Bolivia, en 1993, fue uno de los que alcanzaron mayor notoriedad académica a nivel internacional en la segunda mitad del siglo XX. Tras estudiar Derecho en la Universidad de Buenos Aires, donde se graduó de abogado, obtuvo un doctorado en leyes en la Universidad de Oxford en 1977. Fue profesor titular de Filosofía del Derecho en las Facultades de Derecho y de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y profesor visitante regular de la Escuela de Leyes de la Universidad de Yale. Recibió también la Beca Guggenheim para investigar en su especialidad, y fue reconocido con el Premio Konex de Platino en la disciplina Ética por su trayectoria en las humanidades de la Argentina.
Sus investigaciones comenzaron a principios de los años ‘70 concentrándose en algunas cuestiones tradicionales de la teoría general del derecho: los conceptos jurídicos básicos, los problemas de interpretación de la ley y las relaciones entre moral y derecho, el concepto de sistema jurídico y el de validez jurídica, y la polémica positivismo-iusnaturalismo. Sus investigaciones estuvieron orientadas a asuntos prácticos; el resultado fueron las Notas de Introducción al Derecho (1973), revisado y ampliado con el título de Introducción al análisis del derecho (1980), texto de estudio ampliamente utilizado en la Universidad de Buenos Aires.
Más tarde abrazó un modelo fundado en la adopción de los principios de justicia y ética o moralidad social, rechazando el acercamiento alemán predominante, la Teoría Pura del Derecho de Hans Kelsen, por considerarla dogmática. Esto se vio reflejado en sus obras Consideraciones sobre la dogmática jurídica (1974), Algunos modelos metodológicos de ciencia jurídica (1980) y La validez del derecho (1985). Su necesidad de justificación liberal para la práctica del derecho penal lo condujo asimismo a la filosofía moral y al desarrollo de una teoría "consensual" original sobre el castigo. Así, intentó aplicar dicho modelo al derecho penal en Los límites de la responsabilidad penal (1980), La legítima defensa. Fundamentación y régimen jurídico (1982) e Introducción a la filosofía de la acción humana (1985).
Durante los años ‘80, tras la restauración democrática en Argentina, Nino fue asesor en cuestiones de derechos humanos del presidente Raúl Alfonsín y coordinó un comité especial para el estudio y diseño de reformas institucionales, el llamado Consejo para la Consolidación de la Democracia. También estuvo entre los autores de la reforma al arcaico Plan de Estudios de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires en 1985.
Su actividad teórica lo condujo a escribir Ética y derechos humanos (1984), donde expuso en forma completa su pensamiento moral, su concepción de la moralidad normativa y llegó a intentar establecer cuestiones de meta-ética.
En este último campo siguió profundizando con un volumen separado, El constructivismo ético (1989), donde se acercaba al Constructivismo, procurando derivar sus principios éticos fundamentales de las presuposiciones del discurso moral, de una forma que lo puso, dijo, "entre Rawls y Habermas".
Con esta fundamentación, Nino abordó diversas cuestiones de casuística: la organización constitucional argentina, las leyes de facto, el aborto, la pena capital, la regulación de las drogas, el presidencialismo, el control judicial de constitucionalidad, el voto obligatorio, entre otros, que fueron objeto de diversos artículos y ensayos de su autoría. Se opuso firmemente a la pena de muerte, tanto como a penalizar o criminalizar el consumo de drogas. También escribió sobre el contexto social de Argentina, encarando la aplicación de los principios de justicia y moralidad social a la valoración práctica constitucional, que dio lugar a su obra Un país al margen de la ley (1993). En 1988, junto a otros juristas, fundó el Centro de Estudios Institucionales,
Mientras estaba en La Paz, Bolivia, en 1993, invitado para trabajar en la reforma de la constitución boliviana, Nino sufrió un ataque de asma del cual murió luego. En trabajos póstumos desarrollaba su "justificación epistémica" de la democracia deliberativa, discutiendo que la deliberación democrática proporciona razones mejores para creer en la validez de las normas morales que la reflexión individual.

Carlos Nino es, sin duda, una de las figuras más influyentes de habla hispana en el ámbito de la teoría constitucional y democrática. Los escritos aquí reunidos son un testimonio fundamental de la riqueza de su pensamiento: en ellos se advierte, claramente, la elaboración de una teoría de la justicia muy definida, y a partir de ella una continua búsqueda de soluciones concretas para los problemas puntuales de una sociedad.

Estos textos, algunos publicados hasta ahora solamente en inglés, otros todavía inéditos, desgranan con vocación crítica los grandes temas a los que el autor dedicó sus últimos años de reflexión: ¿cómo conciliar los intereses particulares de los individuos con los de la sociedad? ¿Qué hacer en situaciones límite, cuando se problernatiza el alcance de las libertades personales (consumo de estupefacientes, aborto, eutanasia, objeción de conciencia)? ¿Hasta dónde se puede pugnar por la autonomía individual? ¿Cómo asegurar el respeto a las libertades individuales básicas, sacrificadas durante tanto tiempo? ¿Cómo llevar adelante los juicios contra quienes violaron masivamente derechos humanos? ¿Qué instituciones reformar a fin de evitar para siempre la repetición de rupturas del orden democrático (el gran mal que padeció nuestro país a lo largo de todo el siglo XX)?

Como corolario, también se publica por primera vez la versión completa del proyecto de Constitución para la República Argentina redactado por el autor, documento de inigualable valor histórico que confirma su entrega como intelectual público. Esta selección de sus mejores trabajos contribuirá a que los lectores, tanto los que ya conocen su obra como los que se acercan a ella por primera vez, profundicen en las cuestiones de las que depende la vida de la democracia.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “UNA TEORÍA DE LA JUSTICIA PARA LA DEMOCRACIA – Hacer justicia, pensar la igualdad y defender la libertad”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *